Leer cubiertas #1

Posted on febrero 8, 2011

1


En épocas en que el libro impreso se ve subestimado a causa de la tecnología digital, dar valor al sentido estético del objeto-libro se convierte en una parte imprescindible de cualquier bibliófilo, adicto lector o cualquier otro especimen que realice el culto al libro.

Si a ésto le añadimos que vivimos una actualidad completamente apegada al diseño, donde éste conforma buena parte del valor de los artículos que adquirimos y que está implícito en todos los aspectos de la vida cotidiana, damos con una ecuación de inestimable valor.

Y es que si vamos a hablar de ello es porque nosotros también hemos caído en la tentación y hemos comprado un libro por su cubierta. Si no es que la mayor parte de los libros que nos han llamado la atención (a no ser que nos los hayan recomendado u obligado a leer), ha sido por el diseño de cubierta. Cuántos libros hemos cogido porque parecían gustosos al tacto, agradables de sostener…Así pues, el libro como objeto sigue ofreciendo unas características más allá de la propia lectura que optan por dotar de valor extra -generalmente estético (y completamente nihilista, al fin y al cabo)-, que en esta sección intentaremos destacar.

Así que para este primer artículo he escogido empezar por las cubiertas de un autor americano en boga, Jonathan Safran Foer. A la espera de la próxima publicación de su último libro, Eating animals, y su esperada visita a Barcelona para asistir al evento bianual Kosmópolis 11′, hacemos una restrospectiva a las ediciones americanas y a la visión que su diseñador, Gray318 ofrece del autor a través de sus ilustraciones.

Jonathan Safran Foer es un escritor afincado en Nueva York, de religión judía y uno de los integrantes de esa nueva ola que hace un tiempo tratamos en referencia a Jonathan Ames. Foer, con una trayectoria de 4 títulos desde el 1999, se ha ganado la confianza del público por sus historias aparentemente livianas y repletas de humor, siendo muy de su gusto el juego por una especie de poética visual: trasladar al papel un cierto tipo de desorden formal que provoca que en algunas de las páginas de sus libros las líneas salgan de sus parámetros habituales para sobreponerse las unas a las otras, por ejemplo, o crear una especie de mantra visual a través de la repetición constante de una palabra a lo largo de 5 páginas. En definitiva, proponiendo juegos extraliterarios cercanos al propio diseño y que juegan con la historia.

Así pues, Gray318 adapta en la cubierta de I’m OK este juego formal reproduciendo el título a partir de una tipografía caótica y llamativa jugando al barroquismo más absoluto:

En Everything is illuminated, el estilo de Gray318 continúa con los parámetros iniciados en la primera obra, aunque depurando el estilo, deshaciéndose (en cada libro un poco más) de ese barroquismo inicial.

Las otras tres colaboraciones con Safran Foer, The unabridged pocket book of lighting, Extremely loud and incredibly close y Eating animals reducen la maraña tipográfica sin hacerla desaparecer para enfatizar el juego entre las composición de colores y formas.

En definitiva, Gray318 adapta en su diseño gráfico el aspeto benévolo, juguetón, infantil y optimista de la obra de Safran Foer creando unas cubiertas llamativas y deslumbrantes, ya sean por su pomposidad estudiada o su colorío vibrante.

Anuncios
Posted in: Leer portadas